domingo, junio 28, 2009

Mis osos

Hace tiempo, por ahi de cuando estuve estudiando, tuve una rachita en la cual cometía osos al por mayor, desde citas médicas curiosas, cuando mi madre me obligaba a ir, en donde me preguntaban: ¿que te duele?, y yo contestaba: "nada".. a ridiculos en el urbano por nunca haberme subido a un urbano, mi hermana es fiel testigo de lo que digo, ya que ella me acompaño en muchos de estos. como la ves que me caí pasando por la parte de un pizza hut donde se habian reunido los empleados en su descanso.
Uno que no olvido (ni mucha gente a la que se lo he contado) es en el tiempo de la universidad que regresabamos a nuestra casa cada fin de semana de la ciudad donde estudiamos, solía viajar con mi vecina, era un trayecto en donde teníamos que hacer escala para tomar otro autobús que nos llevara mas cerca de nuestra casa. Ibamos cargadas hasta el tope, yo viajaba con portaplanos, regla T, un bloque de dibujo, maleta gigante con ropa sucia y mi mochila de Mickey Mouse.
Ella por su carrera, viajaba mas ligera, solo su mochila y su maleta.
Al hacer el transbordo en la ciudad que correspondía y ya ibamos saliendo de la central de autobuses, y ya instaladas en el otro autobús hacia nuestro lugar de origen, me dice mi vecina: "Heroína!!!!! Se me olvidó mi maleta en el otro autobús!!!! Dile dile al conductor que nos deje bajar!!! A mi me da pena!!!! Y pues voy decidida con el conductor a decirle: "Sr. fíjese que se le olvidó a mi amiga la maleta en el otro autobús que veníamos, ¿nos permite bajar aqui y nos puede devolver nuestro boleto?
Con la sonrisa burlona del conductor no nos quedó duda lo que pensó de nosotras, pero pues la verdad no me importó. Ya con todo el equipamento que me correspondía y dirigiéndonos a prisa a la zona de andenes, mi vecina con sorpresa me dice: "¡¡¡¡Heroína!!!!! ¡¡¡dejé mi mochila en el autobús que nos acabamos de bajar!!!, dile al chofer que se te olvidó ahora a ti la mochila, a mi me da pena!!!!" Pues no nos quedó mas que ir corriendo detras del autobus haciendo señas por toda la calle hasta que se detuvo, y si, tuve que ser yo la que le dijera el nuevo percance al conductor. Sobra decir la reacción que tuvo el conductor.

No hay comentarios.: