viernes, octubre 30, 2009

Leí hace días la entrada de una amiga, en la que describía a su amor ideal,
pedía que fuera lo que ella soñó.

Hace tiempo, yo también soñaba con encontrar a alguien que llenara todos
esos huecos que tenía en mi vida.
Y ese sueño se hizo realidad el día menos pensado. Fue un regalo del cielo,
fue un ángel que me complementó de una manera casi mágica, que me
apoyó en mis debilidades y que yo lo ayudé en las suyas.

Estuvimos juntos cuando mas nos necesitamos. Cumplimos los sueños del
otro de manera misteriosa. Como creados el uno para el otro. Fue mi alma
gemela. Fue mi guía, mi compañero, mi soporte, mi mejor amigo, mi amante,
consejero, alguien que sonreía al mostrarme su mundo, mi compañero de
ejercicio, mi colega, mi ayudante, mi admirador, alguien que se preocupara
por mi y viceversa.

Con él lloré, reí, me enojé, y descubrí sentimientos que nunca había sentido.
Con él lloré de felicidad y tuve el momento mas feliz de mi vida. Todo estaba
en su lugar, todo era perfecto.

Lo malo de vivir en un sueño mágico y encantador, es que algun día, uno tiene
que despertar.... supe lo fuerte que soy al dejarlo ir...

1 comentario:

jess dijo...

Todo es parte de vivir amiga.

Mi película favorita, decía al final ante la imposibilidad de un amor con dos personajes de diferente naturaleza: "No hay finales felices, porque nada termina.".

Y alguna vez también leí que "Algunas personas llegan a nuestras vidas y con rapidez se van. Algunas se quedan por un tiempo, dejan huella en nuestros corazones, y nunca volvemos a ser los mismos." :)

Un abrazotototototote!!!
:D