domingo, agosto 29, 2010

Momentos

Un nudo en mi garganta, los ojos húmedos y un sabor amargo en la boca es la sensación permanente en esta última semana. Algunos lo llaman desilusión, otros un momento pasajero, otros mas se quedan sin palabras.

En un momento, la vida puede terminar, o bien, dar un vuelco que regularmente es para mal, o también hay momentos que nunca olvidarás por los maravillosos que son.

Ha habido esos momentos que son tan popularmente tan valorados como el día que conoces al hombre de tu vida, y de la manera en que te sonríe por primera vez, también está el momento en que te dijeron que fuiste aceptada en la universidad que quisiste o que llegó por correspondencia la constancia de inscripción de la escuela extranjera donde hicieras tu intercambio.

Sin embargo, hay otros momentos que creemos banales, como ir a dar un paseo o sacar la basura.

En esta semana no ha dejado de dar vueltas en mi cabeza muchos momentos "banales", uno de ellos, fue cuando fui a la tienda de la esquina a comprar un refresco y ahí conversé por primera vez quienes se convertirían en mis mejores amigas mientras asistíamos a la preparatoria y a la universidad, la primer borrachera de alguien, la complicidad de llamadas por teléfono, tarjetas de cumpleaños, canciones viejitas, charlas, risas, caminatas, relojes despertadores, comidas compartidas, lágrimas y desahogos.

Esos momentos son mas que valiosos, son determinantes de tu personalidad, y solemos ignorarlos, hasta que algo nos sacude y entonces aparecen ante nuestros ojos...

Agradezco a quienes han compartido conmigo esas "banalidades". Gracias por esos tesoros eternos que ninguna violencia, ningún mal me los quitará. Gracias amiga.

2 comentarios:

shíííííbu dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
jess dijo...

Uno casi nunca valora lo que tiene, piensa que tiene que venir algo grande para que seamos felices.... y nos olvidamos que los pequeños detalles son los que hacen de vivir, la más grande experiencia jamás imaginada.

Compartimos el mismo sentimiento.

Un abrazo amiga!